Antes de decidir ser asistente virtual…

SÍMBOLO
para y escúchate

Hace 5 años empecé a practicar la asistencia virtual sin saber que se llamaba así, de una manera natural.

Mi primer cliente necesitaba delegar y le ayudé. Eso parecía ser todo.

Pero echando la vista atrás, ¡menuda se avecinaba en el sector!

Cuando creé mi escuela en 2017 era difícil adivinar lo mucho que crecería la asistencia en España.

Ahora hay muchos más perfiles profesionales y escuelas, contenidos y propuestas de colaboración.

Cuando existen tantas opciones a nuestro alrededor es necesario volver la mirada hacia dentro y reflexionar un poco antes de dar el paso.

Para mi es fundamental que antes de acceder a la formación, haya un espacio para la reflexión sin prisas.

¿Te estás planteando ahora mismo ser asistente virtual y tienes dudas?

Mi consejo es: para y escúchate antes. No actúes por impulso, escucha a tu intuición y también a tu razón.

Se que no tienes todas las respuestas ahora pero valorar si es un camino acorde contigo no es difícil si te das un espacio, si preguntas tus dudas sin quedarte nada dentro.

La asistencia virtual es una opción interesante para multitud de perfiles diversos ya que engloba habilidades muy distintas.

Muchas de las cosas que ahora sabes hacer podrían reciclarse para ayudar a otros con sus negocios.

El primer paso es listar esas habilidades y compararlas con las tareas habituales que realiza una asistente.

Sobre esto te ayudo encantada si tienes dudas.

El segundo paso es reflexionar sobre, si además de las habilidades, tienes la mentalidad.

Saber adaptarte al cambio, gestionar bien tus emociones, no temer equivocarte ni pasar a la acción, aprender a trabajar desde casa generando nuevos hábitos que te ofrezcan equilibrio y calidad de vida.

Por supuesto, todo esto se va aprendiendo por el camino.

Pero tener cierta inquietud emprendedora y estar dispuesto a trabajar tanto en las herramientas prácticas como en tu autoconocimiento, es algo esencial.

Si hoy me preguntas ¿Todo el mundo puede ser asistente virtual? Yo te diría: no, no todo el mundo puede (o quiere) ser emprendedor.

No a todo el mundo le compensan los contras. No todo el mundo ve los mismos pros.

Si necesitas hablar, aquí me tienes.

SÍMBOLO

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *