Asistencia virtual con sensibilidad.

SÍMBOLO
Hace unos días escuché decir en un programa al cantante Alejandro Sanz que "la sensibilidad es la mayor de las fuerzas".

No pude evitar apuntarme la frase y venir aquí a abrir el debate sobre el tema de la sensibilidad en el entorno laboral.

Por suerte, hay muchos profesionales haciendo un gran trabajo en este sentido y esto va acabando con esas viejas creencias.

Pero sí, hubo un tiempo (y aún pervive ese eco) en que liderar tu negocio de manera profesional era sinónimo de llevar traje, hablar alto, demostrar mucha seguridad y fortaleza.

Y si, aún hoy, las personas introvertidas o sensibles, empáticas, incluso las que hablamos despacio o tenemos un carácter tranquilo y una voz o aspecto poco imponentes, tenemos que hacer un esfuerzo extra para ser tenidas en cuenta.

Y es normal porque durante décadas la sociedad y el mundo empresarial han ofrecido una imagen distorsionada o parcial del liderazgo.

Hablemos claro: se puede liderar desde la sensibilidad y no sólo se puede sino que este rasgo de la personalidad puede convertirse en un gran plus para tu negocio de asistencia virtual.

Es más: puedes encontrar clientes con los que trabajar que gestionan sus propios negocios desde ese liderazgo sensible.

Son estas personas empáticas y calmadas las que mejor van a valorar esos aspectos de ti misma que, a veces, te han parecido estar mal.

He vivido esto desde la propia experiencia en mi colaboración con mi querida Lucía de @sencillezplena

Con ella he aprendido que no es necesario dejar de ser una misma para demostrar nada, que la sensibilidad es la mayor de las fuerzas cuando la usas a tu favor, no la escondes y la pones al servicio de tu negocio.

Si te identificas con esto que te cuento, me encantará saber tu opinión el respeto.

¿Has sentido alguna vez que tu sensibilidad o incluso ser "excesivamente amable" te convertían en una profesional "más débil"?

¿Te has sorprendido, a veces, fingiendo lo que no eres para parecer más segura?

La revolución de la sensibilidad está en marcha y es imparable, también en la asistencia virtual.

Hace unos días escuché decir en un programa al cantante Alejandro Sanz que «la sensibilidad es la mayor de las fuerzas».

No pude evitar apuntarme la frase y venir aquí a abrir el debate sobre el tema de la sensibilidad en el entorno laboral.

Por suerte, hay muchos profesionales haciendo un gran trabajo en este sentido y esto va acabando con esas viejas creencias.

Pero sí, hubo un tiempo (y aún pervive ese eco) en que liderar tu negocio de manera profesional era sinónimo de llevar traje, hablar alto, demostrar mucha seguridad y fortaleza.

Y si, aún hoy, las personas introvertidas o sensibles, empáticas, incluso las que hablamos despacio o tenemos un carácter tranquilo y una voz o aspecto poco imponentes, tenemos que hacer un esfuerzo extra para ser tenidas en cuenta.

Y es normal porque durante décadas, la sociedad y el mundo empresarial han ofrecido una imagen distorsionada o parcial del liderazgo.

Hablemos claro: se puede liderar desde la sensibilidad y no sólo se puede sino que este rasgo de la personalidad, puede convertirse en un gran plus para tu negocio de asistencia virtual.

Es más: puedes encontrar clientes con los que trabajar que gestionan sus propios negocios desde ese liderazgo sensible.

Son estas personas empáticas y calmadas las que mejor van a valorar esos aspectos de ti misma que, a veces, te han parecido estar mal.

He vivido esto desde la propia experiencia en mi colaboración con mi querida Lucía de @sencillezplena

Con ella he aprendido que no es necesario dejar de ser una misma para demostrar nada, que la sensibilidad es la mayor de las fuerzas cuando la usas a tu favor, no la escondes y la pones al servicio de tu negocio.

Si te identificas con esto que te cuento, me encantará saber tu opinión el respeto.

¿Has sentido alguna vez que tu sensibilidad o incluso ser «excesivamente amable» te convertían en una profesional «más débil»?

¿Te has sorprendido, a veces, fingiendo lo que no eres para parecer más segura?

La revolución de la sensibilidad está en marcha y es imparable, también en la asistencia virtual.

SÍMBOLO

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *