Tres libros sobre mujeres para devorar en la cama

SÍMBOLO
libros

Hay mujeres que me habitan a través del papel pero sobretodo de noche. Invocarlas requiere de un ritual cada vez más familiar y lento: desconectar la wifi, soltarse el pelo, deslizarse entre las sábanas y apagar el interruptor dejando que sólo la luz tenue del flexo alumbre sus historias.

Es entonces cuando las mujeres que habitan mis libros se sienten relajadas y seguras, listas para salir y volver a ser revividas.

Hoy te traigo tres nombres: Elisabeth, Alma y Clarisa. Son las mujeres protagonistas de tres libros que me acariciaron tanto por dentro que, bastante a menudo, suelo releer diferentes pasajes.

Mujeres que corren con lobos. Un año con Clarisa Pinkola. 

¿Por qué lo he leído? 

Este libro es el cuento que todas las mujeres deberían contarse. Sumergirse en su lectura es como adentrarse en un espeso bosque lleno de palabras poderosas para esa mujer “civilizada” en que nos hemos convertido. Prueba a leer sólo el prólogo de la autora y ya verás.

Mujeres que corren con lobos es todo lo contrario a un clásico cuento de hadas. Te invita a querer visitar ese hogar interno que hay dentro de ti y que la prisa, entre otras muchas cosas, te ha hecho olvidar.  

Clarisa hace un planteamiento muy revelador a sus lectoras: puede que lleves mucho tiempo buscando la felicidad en jardines ajenos sin darte cuenta de lo mucho que puedes hacer por regar y hacer florecer los propios.

La escritora Kate Morton, resumió esta idea de una manera perfecta en la siguiente frase.

La felicidad necesita del calor del propio hogar. No puede tomarse de jardines ajenos.

Kate Morton

Cada cuento de este libro te lleva a una parte de tu alma y te desvela luces y sombras escondidas que emergerán a la superficie para sanar.  

¿Cómo lo he leído? 

La lectura es algo muy personal pero, en mi caso, no creo que hubiera podido leer este libro al estilo convencional. Me parece un libro para digerir despacio, para tener en la mesilla de noche, para convertirlo en compañero de viaje.

Ya que Clarisa nos habla de recuperar el contacto con nuestra intuición – lo leí única y exclusivamente en momentos de mucha inspiración. Me permití degustar este dulce literario de un modo tan lento que tardé todo un año en acabarlo.

Te dejo aquí un fragmento para escuchar que quizás abra tu apetito lector. Puedes descargarlo o explorar más audios como este en mi canal de Ivoox.

Come, reza, ama. Mi propia Elisabeth Gilbert.

¿Por qué lo he leído? 

Este libro fue el comienzo de mi historia de amor con Elizabeth Gilbert, una mujer que se ha convertido no sólo en una de mis escritoras predilectas sino en una de las personas cuya visión de la vida más me inspira y me hacen sentir identificada.

Me fascina, mientras leo un libro, investigar en paralelo sobre la vida de la autora y relacionarlo con su obra. En este caso, al tratarse de una novela autobiográfica es aún más interesante. Desde el principio me sentí muy identificada con los pensamientos y la transformación de la protagonista.

Y es que de lo que más habla esta novela es de transformación. Elizabeth había “comprado” el pack perfecto: marido perfecto, casa perfecta y trabajo perfecto pero toparse de bruces con la realidad y saber que se sentía vacía la hizo atravesar una profunda crisis espiritual.

Conformarse no fue una opción para Elisabeth que decidió sumergirse en lo desconocido, ir hacia lo doloroso para sanar despacio dejándose envolver por ”infinitas oleadas de transformación”.

Aquí una de mis escenas preferidas. «Todos queremos que nada cambie. Nos conformamos con vivir infelices porque nos da miedo el cambio».

¿Cómo lo he leído? 

Pues me lo despaché en cuatro bocados como todos los de esta autora. Para mi es imposible leer a Elisabeth de otra manera. ¡Es fantástico cuando una historia te agarra con tanto entusiasmo y pasión por tu parte!

Una pequeña anécdota personal.

Había pasado poco tiempo desde la lectura de este libro cuando un día acudiendo sóla a un evento de Charlas TED, me encontré con Antonina Ramsey, una ex gerente de marketing de Microsoft convertida en yogui, trotamundos, fundadora de una marca de moda slow para mujeres con materiales naturales y sostenibles.

Su  historia es tan similar a la de Elisabeth que enseguida me recordó a la de la protagonista de esta novela que tanto disfruté. Causalidades de la vida, después de conectar tanto con esta historia, me tope de imprevisto con mi propia Elizabeth Gilbert particular. 

Antonina terminó convirtiéndose en mi profesora de yoga durante un tiempo y compartimos juntas algunas vivencias muy enriquecedoras. 

Con una historia detrás tan apasionante, Antonina me enseñó muchas cosas. Por ejemplo, que no hay corte de pelo o fondo de armario capaz de ejercer un poder de seducción tan grande como el que produce cambiar una vida de estrés y prisas por otra dedicada a hacer aquello que te llena de verdad. Es esa belleza que sale de dentro hacia fuera, que se irradia hacia los demás y que se percibe con facilidad.

Las ruinas son un regalo. Son el camino a la transformación.

Come, reza, ama.

La Firma de todas las cosas. Un orgasmo literario.

¿Por qué lo he leído? 

Esta tercera recomendación también la ha escrito Elisabeth Gilbert. Me había gustado bastante el libro anterior así que cuando lo vi en una librería no dude en llevarlo a casa. 

¿Eres de esa clase de personas que además de apreciar una buena novela te sientes inspirada por la estética de su portada? Pues este fue el primer encuentro con el libro para mi. Mi sorpresa fue mayúscula cuando después de un día de trabajo intenso decidí abrir sus páginas y regalarme un ratito lector. El ratito se convirtió en todo el tiempo que me quedaba antes de irme a la cama. ¡Y más!

En mi caso sólo puedo definirlo de una manera: orgasmo literario. Este libro está entre mis 5 libros preferidos de todos los tiempos por todo lo que su lectura me hizo sentir.

Alma me enamoró, seguí expectante cada uno de sus pasos, sentí sus propias emociones, sufrí con sus obstáculos pero, sobre todo, disfruté con su amor por la naturaleza, con su curiosidad perpetua y su amor por lo pequeño.

No quiero desvelarte mucho más porque esta debe ser una historia personal entre tú y Alma. Te dejo simplemente el argumento del libro para que te hagas una idea de lo que encontrarás.

La firma de todas las cosas, una novela grandiosa que narra la historia de un siglo grandioso. Recorre todo el mundo, desde Londres hasta Perú, Filadelfia, Tahití o Ámsterdam. Habitada por personajes extraordinarios (misioneros, abolicionistas, aventureros, astrónomos, capitanes de mar, genios y locos), La firma de todas las cosas cuenta, por encima de todo, con una heroína inolvidable: Alma Whittaker, una mujer de la Ilustración que se yergue desafiante en la cúspide de la era moderna.

Argumento de La Firma de todas las cosas

Te traigo un segundo regalo sonoro, uno de mis fragmentos preferidos del libro. En este pasaje, la pequeña Alma se convierte en un cometa durante el transcurso de una fiesta nocturna en el Jardín de White Acre. ¿Volamos con ella? 

Ya sabes, si quieres descargarlo o explorar más audios como este, te espero en mi canal.

¿Cómo lo he leído? 

De nuevo me sucedió lo mismo que con el anterior pero multiplicado por cinco. Pese a tener más de 600 páginas, lo leí en unas cuentas noches hasta la madrugada. Yo diría, madrugadas mágicas. ¡Siento mucha envidia de ti, que aún no lo has leído!

Recursos mencionados

Libros

SÍMBOLO

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *